Choque de legitimidades

No sé si empezar un blog está muy de moda. Tampoco sé si es la mejor opción. Corren tiempos inciertos, en los que los precarios con mil títulos y ninguna nómina emprendemos proyectos. Lo que sí creo intuir es que alrededor del agua están ocurriendo muchas cosas que hay que explicar. Es pronto para acuñar conceptos, para eso hay que leer mucho y ser respetado, pero el mundo camina hacia un nuevo choque de legitimidades. Y el agua es uno de los campos de batalla más importantes. 

Lo es porque, sencillamente, sin agua no hay vida. Y cada vez somos más en el planeta. Unos pocos con mucho capital saben a ciencia cierta que el agua es un bien escaso, que lo será todavía más en los años próximos y que privatizarla es una perfecta forma de generar beneficios. Lo describe perfectamente Vandana Shiva en su libro Las guerras del agua: “La ofensiva actual por reintroducir y globalizar el territorio sin ley de la frontera es la receta perfecta para acabar con nuestros ya escasos recursos hídricos y para privar a los pobres de la parte de agua que les corresponde” (p. 40).

No es que esta ofensiva sea nueva. El ciclo de privatizaciones que comenzó en la década de los 80 y que tuvo a América Latina como enorme laboratorio ya había llegado a España antes de la crisis económica, pero ha aprovechado la recesión y los apuros financieros de las administraciones para apretar las tuercas. Los recursos de todos pasan a manos de unos pocos que los gestionan mirando solo la cuenta de beneficios. España no es la excepción, es uno de los focos en los que ahora mismo se aplica con dureza la norma. Se supone que aprovechando que estamos en ese momento que Naomi Klein llamó ‘doctrina del shockImagen‘. 

Lo que es realmente nuevo es el tipo de respuesta social a las privatizaciones. El agua sirve para explicar muchas de las cosas que están ocurriendo a nivel de organización y movimiento social en este país y en todo el mundo (lo veremos en este blog). No es casualidad que el peor momento del bipartidismo en España (según el barómetro del CIS de abril) coincida con respuestas a la privatización del agua como las que se dan estos días en Alcázar de San Juan o El Puerto de Santa María. 

Los movimientos sociales son pragmáticos, y si ya no buscan influir en los grandes partidos para conseguir sus objetivos es porque cada día tienen más claro que estos forman parte de un entramado que está poco o nada preocupado por aspectos como la felicidad de las personas a quienes dicen representar. Esto necesariamente da lugar a nuevas formas de hacer política, entendiendo política como la toma de decisiones colectivas por parte de un grupo para alcanzar unos objetivos. El periodista Raúl Zibechi, atento observador de los movimientos sociales, cita en su libro Dispersar el poder al sociólogo Félix Patxi para sugerir que un nuevo “ethos comunal” estaría sustituyendo al “ethos sindical”, que había sido muy útil a la izquierda política para conseguir sus objetivos desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la consolidación del neoliberalismo en la década de los 80.

¿Qué hay de nuevo en este “ethos comunal”? Pues que éste, como organizador de la revuelta, va más allá del anterior, “pues lo que cobra forma es una sociedad otra: el objetivo es el poder, no el Estado” (p. 76). Se trata de movimientos sociales en los que aspectos como la participación y las relaciones humanas son tan importantes como los objetivos materiales. En España el 15-M dio fuerza a este tipo de organizaciones, siendo el origen de muchas nuevas comunidades que sacan de quicio a los cortoplacistas pero que contienen las semillas de ese mundo nuevo que, a nivel planetario, iluminaron e iluminan las comunidades zapatistas. Precisamente, el concepto de comunidad, asociado al de agua y al de cultura, será básico para entender el proyecto -¿periodístico-? que aquí se inicia, y que pretende explicar los problemas que se derivan de la ola privatizadora y las respuestas que surgen de abajo.

Imagen de Diego González Sans. La original la encontraréis en el Flickr de la Asamblea Popularde Chamberí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s